Vestirnos por la cabeza

Aunque en España no somos muy dados a decorar nuestra cabeza, la globalización ha permitido que adoptemos costumbres más british, usando sombreros; americana, usando gorras y francesa cuando nos ponemos tocados y pañuelos. Pero hagamos un poco de historia para conocer más cómo usar estas prendas.

El verdadero sombrero nació en el siglo XIV, siendo utilizado por los campesinos para protegerse del sol. En aquella época y situación, no daban ni la más mínima importancia al aspecto estético, si no que al funcional. Era una prenda útil y barata, por lo que la nueva vestimenta fue expandiéndose por todas las clases. Además cada uno de ellos adornaba su sombrero de diferente manera; poniendo telas, lazos, o piedras preciosas. Y pronto se empezaron a distinguir las diferentes clases sociales, según su sombrero.

Con el paso de los siglos el sombrero fue adquiriendo importancia. Era uno de los complementos más característicos de la gente, y de este modo, en el siglo XX, la moda del sombrero como adorno tuvo un considerable crecimiento, y había una amplia variedad de sombreros. Una de las personas que hacía gala de ello fue Audrey Hepburn, que utilizaba diferentes tipos de sombreros, y siempre con la elegancia y estilo que la caracteriza.

A finales del siglo XX, y principios del XXI, el sombrero sufrió un pequeño bajón en su utilización. No en el sentido de la protección ante el sol en verano, o ante el frío en invierno, pero si en el sentido del sombrero en el aspecto estético, en su función como complemento decorativo.

Es un complemento que aporta personalidad, unos embellecen, y otros, al contrario, ocultan el rostro.


Nociones de etiqueta sobre el uso del sombrero

Debemos quitarnos el sombrero tanto fuera como dentro de un recinto cerrado en estas ocasiones

1. Cuando somos presentadas a alguien o cuando nos estamos despidiendo.

2. Cuando se saluda.

3. Mientras estamos charlando con alguien.

4. Mientras se está tocando el Himno Nacional, o cuando la bandera del país está pasando delante de nosotros.

5. En un funeral o en presencia de una procesión funeral.

Excepciones que permiten permanecer con el sombrero puesto

1. Sitios públicos de grandes dimensiones como estaciones de autobús, tren o metro.

2. En centros comerciales y otras grandes superficies, hasta que al menos alguien se dirija a nosotros.

3. En los pasillos de hoteles, oficinas y otros edificios públicos.

4. En los ascensores de estos edificios citados anteriormente.

5. En determinadas ocasiones cuando tenemos ambas manos ocupadas con paquetes (pediremos disculpas por ello).

Algunos términos para describir el uso del sombrero.

Calarse el sombrero significa ajustarlo sobre tu cabeza.

Descubrirte significa levantar el sombrero de tu cabeza por completo.

Inclinarse el sombrero significa tomar el borde del sombrero entre tus dedos para levantarlo sutilmente sin que se despegue de la cabeza, o darle un pequeño tirón  hacia adelante sujetando el borde entre tu índice y pulgar.

Quitarse el sombrero por cortesía se refiere a la forma más correcta de descubrirse conforme al protocolo: sujetando con una sola mano la copa para levantarlo suavemente.

Las mujeres podemos permanecer cubiertas en, prácticamente, todos los lugares y todas las ocasiones, y más aún cuando llevamos sombreros que se “integran” en el peinado por medio de horquillas, alfileres y otros elementos.

No obstante, si es correcto que, sobre todo las más jóvenes, tengamos en cuenta ciertos momentos en los que es correcto quitarse el sombrero, siempre que sea posible:

1. Cuando saluda a una persona de edad avanzada o una persona de insigne prestigio o relevancia.

2. Cuando se reproduce el himno nacional.

 

Si hablamos de otras prendas como boinas, gorras, etc. es aplicable, en su mayor parte, las mismas normas que antes hemos comentado, no siendo nada educado permanecer cubierta con este tipo de prendas mientras come en un restaurante ni mientras se habla con otra persona.

Contrariamente a lo que ocurre actualmente, era considerado de mala educación, allá por los años cuarenta, salir a la calle sin sombrero, tanto para las señoras como para los caballeros. Cómo han cambiado los tiempos.

Os mostramos a continuación una pequeña selección de sombreros, gorras, gorros y pañuelos para que os animéis a adornar vuestra cabeza!

Sombreros Reflejos de Moda

Gorros Reflejos de Moda

Gorras reflejos de moda

Tocados reflejos de Moda

 

Síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter para estar al día de todas las novedades.

 

, ,
5 comments on “Vestirnos por la cabeza

Deja un comentario