julio 2015

Casa Taos, no olvides este nombre porque es sinónimo de paraíso. Durante el mes de mayo Amalia y yo organizamos la despedida de soltera de nuestra muy querida amiga Elena. No queríamos un plan convencional para estas ocasiones, sino un viaje a un lugar que ninguna conociéramos, además de descansar y disfrutar cómo nos gusta: con largas conversaciones regadas de una bebida fresquita.